Utilizamos cookies analíticas de terceros para realizar un seguimiento del usuario en su visita a nuestra página web. Puede consultar más información aquí
Inicio >> Boletines >> Número 02 >> Autorizaciones ambientales: hay que estar al día << Volver

sostenibilidad y medio ambiente

29/10/2014

Autorizaciones ambientales: hay que estar al día

Escribir sobre autorizaciones ambientales intentando que el texto sea ameno resulta imposible; siempre hay que acabar en terminología técnica o jurídica que de consistencia al argumento.

En este artículo voy a intentar reducir este efecto haciendo las referencias mínimas a cuestiones legales, porque lo que pretendo es que se entienda por qué desde la Administración se está presionando cada vez más a las empresas para actualizar, renovar o conseguir por primera vez las autorizaciones ambientales necesarias.

Por un lado está la cuestión de plazos:
  • Recientemente se ha aprobado la Ley 5/2013 que modifica otras leyes anteriores, pero en lo que nos concierne amplia las actividades sujetas a AAI (Autorización Ambiental Integrada). Además, se ven afectados numerosos sectores de actividad, tales como industrias químicas, agroalimentarias, instalaciones de combustión, gestores de residuos, tratamiento de aguas,… Pues bien, todas las empresas afectadas por esta ley tienen de plazo hasta el 7 de julio de 2015 para disponer de la AAI, y en consecuencia nueve meses antes tienen que solicitarla, es decir, en el próximo mes de noviembre.
  • También se está acercando la fecha de 31 de abril de 2017 para que todas las actividades que deben obtener la AAU (Autorización Ambiental Única) de acuerdo a la ley 4/2009 de Protección Ambiental Integrada, soliciten la renovación de la AAU, con objeto de disponer de ella en fecha límite de 31 de octubre de 2017.
En otro sentido se encuentra la carencia casi generalizada de las empresas de no actualizar sus autorizaciones de acuerdo a los cambios que se suceden. Ampliaciones de capacidad productiva significativas, incorporaciones de nuevos equipos o instalaciones con repercusión medioambiental, uso de otras fuentes de energía,… son situaciones habituales que se producen en las organizaciones y que se olvida de comunicar a las Administraciones Públicas. Actualmente se ha puesto en marcha una intensa campaña en Industria para que las compañías actualicen sus registros industriales, y la Dirección General de Medio Ambiente está instando a muchas empresas a que procedan a comunicar las modificaciones sustanciales que se hayan producido con anterioridad, para regularizar sus autorizaciones. A propósito, si quieren conocer con más detalle cuales son los criterios que se siguen para determinar si las modificaciones en instalaciones se consideran sustanciales para la Evaluación de Impacto Ambiental o respecto a las Autorizaciones Ambientales otorgadas, pueden consultar la “tabla roja” que se ha confeccionado para ello.

Y a partir de este punto, ¿qué hacer?. Sí, ya conocemos que se debe regularizar la situación administrativa a nivel de autorizaciones, pero ¿cómo hacerlo?. Nuestra experiencia nos dice que hay que trabajar con Consultores expertos en la materia, que conozcan, no solo la legislación en vigor, sino el funcionamiento interno de la Dirección General de Medio Ambiente; en muchas ocasiones es positivo mantener reuniones con los técnicos del expediente o responsables de la Dirección General.

Se trata de un procedimiento relativamente pesado con diferentes documentos o memorias ambientales a elaborar. El trabajar bien desde el principio puede acortar los plazos considerablemente, y reducir los requisitos a cumplir, siempre dentro del marco legal.

Habitualmente somos, reactivos, nos ponemos en marcha cuando la Administración nos presiona, o cuando queremos tener derecho a una subvención que exige el estar al día en autorizaciones, o pretendemos optar a una certificación ambiental. En estos casos se trabaja con urgencia, y esto puede conllevar sobrecostes y el que no se llegue a tiempo.

Así pues, a pesar de que avanzar en esta materia es una tarea que no es de buen gusto, tiene la suficiente importancia como para ponerse manos a la obra cuanto antes.


Para más información contactar con José Sala Marín
Director de SUPERIA Consultores, en j.sala@superia.es.
www.superia.es